Soñar para vivir

Soñar para vivir

Ven a la vida a soñar,

sin rozar con las pestañas el aire.

 

Cuando duermes se esconden

los lugares donde un día

encontraste tesoros:

un bar, un parque...

 

Se besa a las personas que amaste

y no fuimos aptos para amar.

¡Cobardes!

 

Se deshace el día

y en su agujero negro

se queda abierta la puerta

de una trastienda, sin saberlo.

 

Cuando duermo veo

sus encantos verdes,

poesía y no quiero

nunca despertar.

 

Si es que sueño he de saber

que lo que miro y nadie ve

acaba siendo realidad.

 

Tengo el ojo para hacer

y el océano para volar.

 

El horizonte es un confín

que nunca acaba de llegar.

 

Quien sueña sin querer,

en su piel viviendo está.

Licencia: 
Creative Commons Licence