Chips de patata con crema de queso azul

Chips de patata con crema de queso azul

Nuestra chef Mamen de Juan regresa con su folletín, después de un más que merecido descanso veraniego. Y lo hace con una novedosa receta de 'Chips' de patata con crema de queso azul. La idea de esta sugerencia gastronómica vino de ese afán de aprovechar y no tirar nada. Cualquier cosa que quedaba tras la comida era susceptible de integrarse en un nuevo plato… un caldo de cocer verduras, un resto de un escabeche, o incluso esto, las mondas de las patatas... así es esta receta.

INGREDIENTES:

  • Mondas de patatas cocidas (sí, eso, las mondas)
  • Aceite de girasol o de semillas para freír
  • Queso
  • Un poquito de nata para cocinar
  • Sal

ELABORACIÓN:

Por si seguís escépticos, sí, vamos a cocinar las mondas de las patatas. Eso sí, han de ser mondas de patatas nuevas de piel fina.

Yo aproveché que había cocido patatas para hacer una ensalada campera, y las cocí con piel, tras lavarlas a conciencia. Después de cocerlas unos 20 minutos (o algo más si son muy gordas), las pasé por agua con hielo. Casi se despegó sola la piel, pero en este caso mejor si no lo hacen. Es por ello que es mejor tener la precaución de no cocerlas demasiado, así que las dejé secar y luego las fui pelando yo, con la precaución de dejar algo de patata en la piel.

Después puse a calentar aceite. Mejor si usamos un recipiente hondo (como un cazo), donde no necesitemos tanto aceite y podamos sumergir todas las patatas. Una vez que haya cogido temperatura eché las mondas, intentando que no quedaran apretadas o pegadas unas a otras. Hay que dejarlas que se tuesten bien, o al gusto de cada uno, pero buscando la consistencia de "chips", así que deben estar crujientes.

Una vez fritas, las pasé por papel de cocina para que soltaran el exceso de aceite y las serví en un bol con un poco de sal.

Ya así están buenísimas, pero podemos añadirles un toque que las haga un poco más especiales. A la vista está que son "mondas", y la gente puede pensar que les estás tomando el pelo... Yo les pongo una crema de queso que preparo con cualquier queso que tengo por casa y un chorrito de nata, calentándolo a fuego flojo hasta que quede todo derretido e integrado. Lo mismo puede ser un queso al romero, o un queso azul. El caso es que sea un queso de sabor consistente que le aporte un extra a la tapa.

Y ya está. No me digáis que no es original. Si lo probáis, veréis que es un plato tan simple como delicioso. Por favor, contádmelo si lo hacéis en casa y si se os ocurre acompañarlo de otra cosa más original. Espero que os guste.

* Receta elaborada por Mamen de Juan en el blog Las Comidicas de Mamen. Actualmente, Mamen es la directora de Flow Cooking.

Licencia: 
Creative Commons Licence