Punk, ruido y anarquía en Argentina: tres décadas de desacato a la autoridad

Patricia Pietrafesa, punk argentina, miembro de She Devils y Kumbia Queers. Lina Etchesuri

A El Muerto le detuvieron mientras caminaba por la calle en Buenos Aires un día cualquiera, a mediados de los años 80. ¿El motivo? No llevar encima la documentación. Su aspecto –con cadenas, cinturones, imperdibles, pendientes– fue objeto de insultos en la comisaría mientras los agentes le fichaban. El sargento apareció con un machete y le cortó la cresta. Cuando le soltaron, aún enrabietado, se afeitó la cabeza, se untó el cráneo con cola adhesiva y se pegó clavos de obra de quince centímetros con la idea de lucir una cresta hasta que le creciera el pelo. Lo aguantó una semana, en la que su viejo le ponía al lado de la tele para ver si podía sintonizar el canal 13.